Viajar en invierno con el bebé

Viajar en invierno con el bebé

Viajar en invierno con el bebé

Salir de paseo o realizar un viaje en invierno con vuestro bebé no es difícil si sabéis cómo. Desde Bblandia te damos algunos consejos clave para hacerlo.

Actualmente existen tantos artículos como podáis imaginar que están específicamente diseñados para que viajemos con las mismas comodidades que tenemos en casa.

Es importante saber que, cuando viajamos con nenes pequeños, tanto si es en los meses más fríos como en cualquier otra época del año, debemos ir al 100% equipados con todas sus cositas. ¡Y, sobre todo, qué el frío no os asuste! Es cierto que los peques tienen menos defensas que los adultos ya que su sistema inmunitario no está totalmente desarrollado y que les es más fácil coger resfriados pero, si los abrigamos correctamente al salir de casa y contamos con todos los accesorios necesarios, el nene viajará sano y feliz.

Para protegerlo del frío los arrullos, mantas y sacos para el carrito de paseo son estupendos. También deberás cubrirle la cabecita con un gorro para proteger sus oídos del aire y las manos con guantes. Es aconsejable también que lo vistas con varias capas de ropa. Y a ser posible, evita los cambios bruscos de temperatura.

Realizar viajes en invierno con bebés puede ser una experiencia inolvidable. Pero para hacerlo debemos preparar su maleta con todo lo necesario. En Bblandia encontraréis nuestra maleta clínica Elodie de Pasito a Pasito. Esta mochila es ideal para llevar al hospital y para pequeños desplazamientos. Es fantástica también para salir un fin de semana con el peque. Otro de los artículos imprescindibles cuando hacemos viajes en invierno con bebés son las manoplas para el carrito. Fantásticas para dar largos paseos y tener siempre las manos calentitas. Descubre nuestro modelo Urban Baby de Walking Mum. Y otro de los productos que no pueden faltar, ya no solo en invierno o en largos viajes, la trona portátil Life in the Air de Tuc Tuc será vuestra gran aliada para comidas en restaurantes o casas de amigos por ejemplo.

Si estáis planeando un viaje invernal con el bebé no penséis que es demasiado pequeño para salir de casa. De hecho, es buenísimo que los bebés salgan a la calle desde bien pequeños. Los rayos del sol y el aire son estupendos para su piel y sus huesos. Además, los paseos estimulan su confianza con el mundo más allá de su hogar y familia. El conocer nuevas voces, ruidos, formas o colores son solo algunos de los aspectos fundamentales para su desarrollo.

Debemos hacer desaparecer el viejo pensamiento de que el frío es malo. No es así. Si el peque va bien abrigado y protegido del viento, la lluvia o la nieve podremos dar largos paseos sin preocuparnos de nada más que de disfrutar.

Descubre en Bblandia nuestro amplio catálogo de productos para combatir el frío y disfruta de unas merecidas vacaciones en familia.

One Comment on “Viajar en invierno con el bebé”

  1. Bueno el frío es malo solo cuando no han nacido, mi bebé aun no nace, y cuando mi vientre está muy expuesto al frío, se vuelve inquieto, y el vientre se me vuelve mas grande provocando incomodidad y dolor. Luego de cubrirme y calentarme se calma. Esto lo descubrí por mi esposo que que me dijo ¿Y si es el frío? Claro eso era

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *