El sueño del bebé

Los tres primeros meses de vida, el bebé no dormirá de una vez ya que necesitará alimentarse cada pocas horas. Una vez pasado estos tres o cuatro meses, el sueño del bebé irá evolucionando de manera natural para adaptarse a los patrones del adulto. Cada bebé tiene su ritmo, poco a poco irá distinguiendo entre la noche y el día e identificará la noche como el momento para dormir.

 

el-sueño-del-bebe

¿Cuántas horas duerme el bebé?

  •  Los primeros 3  meses, el bebé duerme una media de 16 a 20 horas de una  manera interrumpida por las tomas de leche.
  • A partir de los 4 meses, la mayoría de bebes están capacitados para dormir entre 8 y 12 horas seguidas.
  • A partir de los 6 meses, el bebé duerme una media de 11 horas, pero comienza a volverse obstinado por lo que es el momento de establecer unas rutinas de sueño.
  • A partir de los 9 meses, los bebés duermen unas 11 horas pero aparecen los problemas de sueño y aunque los meses anteriores dormían de una vez y se despertaban para comer, ahora el bebé te extraña cada vez que se despierta por lo que si le has acostumbrado a acunarle pedirá eso mismo. Todo esto varía en función de las rutinas que se establezcan.

¿Qué puede hacerse para mejorar el sueño del bebé?

  • Enseñarle a distinguir entre el día y la noche, aunque esto es algo que irá aprendiendo, tu misma puedes ir orientándole cambiando el tono de tu voz, por el día háblale más y por la noche, usa un tono más dulce. También puedes trasladar el moisés o minicuna durante el día a habitaciones con mucha claridad  habituándole de este modo a escuchar los sonidos  naturales del día . Por la noche lo mejor es que el bebé permanezca en una habitación oscura y silenciosa.
  • Las primeras semanas de vida, envuélvelo con un arrullo o muselina de manera que quede bien protegido para que lo asocie al útero , de esta manera conseguirás que se relaje y tranquilice.
  • Pasadas las seis semanas, establece unas rutinas antes de acostarle como fijarle un horario para dormir,  leerle libros o bañarle acompañándolo de suaves masajes, esto ayudará además a que se relaje.
  • Relaja al bebé con suaves masajes después del baño, una música suave..etc.
  • Colechar hasta los 3 meses es una práctica que facilita el sueño del bebé.
  • Dejarle que duerma cuando tenga sueño, se tiene una idea errónea de las siestas en bebés,  si está descansado porque ha dormido más de una siesta, se sentirá de mejor humor y por la noche le costará menos dormir porque se encontrará más relajado.

¿Cómo afectan las vacaciones de verano  en el sueño del bebé?

Las vacaciones suponen cambios en toda la familia porque varían las rutinas diarias. Los bebés notarán que no están en su cunita y con sus cosas. Para tratar de hacer más liviana la estancia y que el peque no tenga trastornos en el sueño, podemos llevar con nosotros su peluche o doudou y así hacer que se sienta familiarizado con el olor y el tacto.

La temperatura ideal para dormir está entre los 19 y los 22 grados . Por encima o por debajo de esa temperatura el cuerpo no consigue alcanzar la profundidad de sueño necesaria para descansar. Por este motivo, si se elige un destino de vacaciones muy caluroso se pueden bajar las persianas durante las horas fuertes de sol y ventilar bien la casa. Las picaduras de mosquito, son frecuentes así que lo mejor es llevar una mosquitera para evitar que el zumbido y las picaduras alteren el sueño del bebé.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *