6 Consejos para las rebajas de verano

Las rebajas  de verano son el momento perfecto para hacerte con todo aquello que necesitas a un excelente precio sobre todo para aquellos papás y mamás que estén esperando la llegada de un bebé, pero ¿Eres consciente de lo que en realidad te hace falta? Te damos algunos consejos para no caer en la compra impulsiva y sacar el máximo provecho de las ansiadas rebajas.

 

rebajas-de-verano

  1. Fíjate un presupuesto. La llegada del peque es un momento muy emocionante y si no sabemos qué productos necesitamos con exactitud, es muy probable que acabemos comprando artículos prescindibles.
  2. Elabora listas de los productos que realmente te hacen falta, selecciona en orden de prioridad aquellos artículos necesarios para tu bebé como por ejemplo la ropa para la primera puesta.
  3. Elige artículos que sean multifunción para sacar el máximo provecho a nuestras compras, puedes optar por productos tales como   una silla de paseo transformable en silla de coche, una cuna de viaje (también sirve para casa), tronas  convertibles en hamacas, etc.
  4. No compres por comprar. Ve con calma y escoge bien los productos que necesitas. Aprovecha las rebajas de verano para comprar productos imprescindibles en estas fechas. Seguramente alguno de los destinos que elijas para tus vacaciones tenga playa o piscina, hacerte con un flotador seguro para el peque o un buen termo que mantenga la comida fresquita para llevarte a la playa será la decisión más práctica.
  5. Conoce los derechos del consumidor, esto es un básico para no caer en ninguna estafa por parte de las empresas. Que la calidad del producto sea la misma que en temporada normal o que puedas ver el precio del artículo anterior y el actual son algunas de las cosas a tener en cuenta.
  6. Compra online, comprar online es una buena forma de adquirir los artículos que necesitas de una manera ordenada y además económica ya que puedes encontrar infinidad de ofertas especiales y exclusivas.

Sabemos que la época en la que el peque es bebé es tan tierna, que algún capricho nos podemos dar… pero siempre teniendo en cuenta los anteriores consejos para  tratar de hacer una compra lo más responsable posible y ¡evitar arrepentimientos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *