Día de la Madre, los valores que aprenden nuestros hijos

día de la madre

Más allá de que pudiera parecer que festejar el día de la Madre es una invención de grandes almacenes o una forma de consumismo de nuestra sociedad actual, para nuestros hijos es una gran oportunidad para seguir, y sacar nuevas lecciones, en su aprendizaje de la vida.

día de la madre

Festejar a las madres no es un invento actual, ya en la antigüedad, las civilizaciones griegas y latinas festejaban y homenajeaban a sus Grandes Madres como Rea, Cibeles, Ops o Ceres y después los cristianos a la Virgen María. Pero ¿Qué sentido tiene hoy en día la celebración de esta fiesta? Y por qué se le sigue dando tanta importancia, por encima de todos los días que se celebran ahora cada día del calendario?

Los sociólogos nos cuentan los beneficios que se pueden sacar del día de la madre, tanto para mamás como para sus hijos :

– El día de la madre permite al niño aprender el valor de la donación y del regalo y le hace sentir con más claridad el vínculo afectivo con su madre. Si es un poquito mayor se puede dar cuenta de lo que hace su madre por él cada día, el amor que le profesa y que él recibe . Y él se lo devuelve, simbólicamente, ese día.
– Es una forma también de hacerse perdonar: con el presente que le regala a su mamá desaparece el sentimiento de culpa que podría tener hacia sus padres, sobre todo por las pequeñas trastadas que ha cometido.
– También es una fiesta que le permite concebir la idea de comunidad y tradición: el día de la madre se prepara en la inmensa mayoría de guarderias, colegios y jardines de infancia. El niño aprende que forma parte de una comunidad, que es uno entre los demás y que todos regalan un presente a su mamá en ese día.

– Es su iniciación en el concepto de ritual y en la responsabilidad en el grupo familiar y en la comunidad.
Organizar una pequeña ceremonia familiar, como una comida o una salida especial, alrededor de esta fiesta permite valorar la donación que el niño hace en forma de regalo. Esa valoración será muy fructífera si la mamá guarda el regalo en un lugar visible o en el sitio dónde guarda lo que le gusta particularmente. Imantar el dibujo sobre la puerta de la nevera o lucir ese día el collar de macarrones y después guardarlo entre sus collares favoritos. Así se reconoce el valor afectivo, simbólico y de provenencia, haciéndolo prevalecer sobre el valor material que, en nuestra sociedad actual , está generalmente representado como lo único digno de interés.

¿Y los beneficios para las mamás?

Pues ese regalo que le hacen sus retoños se toma como una gran prueba de amor y reconocimiento de sus esfuerzos en esa gran aventura de ser madre.

El día de la madres es pues un momento de alegría y amor compartido entre madre e hijo, se centra en emociones que no debemos dejar que se pierdan ,si no mas bien ensalzar, como son el amor, la empatía y la generosidad que son los motores de la felicidad de la vida.¿ O no os parece?

Así que, adelante con el día de la madre, que paseis un día muy feliz!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *