Imprescindibles del bebé en verano

Ya estamos en verano y al igual que nosotras tenemos una larga lista  de artículos que son exclusivos e imprescindibles para el verano  como esa crema facial de factor 50 con la que jamás te saldrá una manchita o ese práctico vestido playero  que te cubre de las molestas picaduras de mosquito, nuestro peque también necesitará productos específicos para pasar de la mejor forma esta estación del año.

imprescindibles-del-bebe-verano

1. El paseo

Una de las cosas positivas del verano, es que pasamos más tiempo fuera de casa disfrutando del buen tiempo y de agradables paseos con la familia. En cuanto a los artículos que necesitamos para pasear con el peque, encontramos  alternativas para todos los gustos. Si eres de las que  no se quiere separar del bebé  ni un segundo pero continuar con tu ritmo, las mochilas portabebés son perfectas para tí, te recomendamos que te hagas con una ligerita y transpirable para hacer más llevadero el paseo.

Si por el contrario prefieres llevar al peque en su sillita porque hace demasiado calor para el porteo, seguramente retires el saco pero cuidado con esto, ya que a veces refresca por lo que sería conveniente que optaras por vestir el carro con sacos de verano, no son tan abrigados como los de invierno pero para las tardes y noches fresquitas son ideales.

Y por supuesto el imprescindible en los paseos de verano son las sombrillas.  Aunque el carro cuente ya con  una capota para el sol, la sombrilla, puedes orientarla como te convenga a medida que cambia nuestra orientación con respecto al sol. Así tu peque disfrutará del paseo sin que ningún obstáculo le moleste su visión pero a la vez le estaremos protegiendo del sol directo.

Si eres una mamá Runnig no descartes la posibilidad de salir con tu bebé ya que puede llegar a ser una actividad muy divertida para los dos. Él se lo pasará genial y tú disfrutarás de tu momento de ejercicio preferido en  la compañía perfecta. Para ello, sólo necesitas  una silla adaptada a ti para  que puedas manejarla fácilmente mientras corres.

2.Playa o piscina

A la gran mayoría de peques les encanta el agua, se lo pasan fenomenal  corriendo en  la arena, jugando  a la pelota o disfrutando de largos días de piscina con amigos.  Pero el sol sin protección es  muy perjudicial para los bebés por lo que toda prevención es poca.

Los ojos de nuestro peque, al estar en pleno desarrollo, según aseguran los expertos, son más sensibles al sol que los nuestros y puede llegar a causar lesiones en la retina a corto y largo plazo. Por esto en los momentos en que el sol es más fuerte debemos proteger al peque con unas buenas gafas de sol, en el caso de los bebés, se puede usar una goma que una las patillas por detrás para facilitar un mayor ajuste.

Otro imprescindible para playa y piscina son los termos que mantengan fresquita el agua u otro tipo de líquidos y las mochilas o contenedores para proteger del calor los alimentos.

La piel del bebé es también muy importante aunque lo mejor es evitar las horas de más sol y siempre mantenerle debajo de la sombrilla, no obstante si el bebé tiene más de seis meses, se debe elegir una buena crema con un factor elevado y un filtro físico, esto quiere decir que  la piel del bebé no absorberá los químicos  de la crema por lo que será más seguro para él.

También os recomendamos que tengáis siempre a mano una mosquitera para el cochecito y un antimosquitos infantil para la piel con el fin de evitar las molestas picaduras en los paseos playeros.

3.La ropa del bebé

Con las altas temperaturas características del verano, lo mejor es vestir al peque con prendas de algodón que no le hagan sudar, cuantas menos mejor. Podéis optar por un body cortito y transpirable. Y si en algún momento refresca lo mejor es tener a mano un jersey de algodón o lana ligera.

También es imprescindible ponerle un gorro o viserita al peque evitando así la exposición directa al sol.  En cuanto a qué llevar en la playa o piscina lo mejor son los bañadores pañal.

4.En casa

Si el verano se presenta en casa y tenéis terraza, balcón o jardín, el peque se puede dar chapuzones en una bañera  que pueda usar en exterior y juguetes que puedan mojarse.

En casa también es bueno que prevengais las picaduras de mosquito con mosquiteras adaptadas a la cuna del bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *