La alimentación del bebé durante el primer año

alimentacion-bebes

alimentacion-bebes

La alimentación en los bebés es uno de los aspectos más importantes para un correcto desarrollo. Debemos tener en cuenta que esto es un proceso largo y que va poco a poco.

Durante la primera etapa desde el nacimiento hasta aproximadamente los 3 meses de edad el niño solo puede tomar leche. A esta edad la alimentación del bebé debe sufrir un cambio ya que el peque comienza a plantarse, gatear, reptar, se sienta, balbucea sus primeros sonidos, grita, coge sus primeros juguetes y en definitiva deja de estar tumbado todo el día para descubrir cosas sin parar. Para poder hacer toda esta serie de progresos necesita un mayor aporte de energía, es por ello que sus comidas deben cambiar.

Los nuevos alimentos que debemos darles en cada fase son los siguientes:

  • De 3 a 4 meses: podemos comenzar a darle un poquito de zumo de naranja mezclado con agua. Mitad de cada uno está bien.
  • De 4 a 5 meses: a esta edad comienzan a tomar sus primeras papillas, en este caso de cereales sin gluten.
  • De 5 a 6 meses: las papillas de frutas como el plátano, la manzana o la pera les encantan. Podrás dárselas a partir de los 5 meses.
  • De 6 a 8 meses: A partir del medio año podrás darle sus primeras papillas de verduras (cebolla, zanahorias, patatas…), después acompáñalos con carnes como la del pollo o el pavo y podrás empezar a darle sus primeros lácteos infantiles.
  • De 9 a 10 meses: Aquí comenzarás a darle sus primeras papillas de verduras con pescado blanco (merluza, gallo…).
  • A partir de los 10 meses: Aquí es donde realmente puedes empezar a darles cositas que comemos los adultos como jamón york, pastas, yogures, queso blanco, varitas de pescado, yema cocida, pan o galletas.

Como ves los alimentos que consumen los bebés tienen que seguir un proceso y ciertas pautas para conseguir en primer lugar que acepten la nueva comida, que no surjan intolerancias y que se desarrollen de manera adecuada.

Pero y qué productos no deben comer nunca nuestros pequeños:

  • El azúcar: no aporta nada más que calorías por lo que no debemos darles de comer helados, bebidas con azúcar, galletas dulces, etc.
  • Miel: al igual que el azúcar no es necesaria la miel mucho menos, su contenido en azúcares es altísimo y totalmente innecesario.
  • La sal: nunca jamás debemos aderezar el alimento del bebé con sal ya que no están preparados para regularla.
  • Leche de vaca: puede producir problemas de salud al nene.
  • Pequeños alimentos (aceitunas, caramelos o frutos secos): aquí no estamos hablando del contenido del producto en sí, sino del peligro de asfixia que representa.
  • Alimentos crudos o poco hechos: los pescados, las carnes o los huevos poco hechos pueden suponer infecciones graves en los bebés si tuviesen bacterias.
  • Vegetales como las espinacas, la lechuga o las acelgas tienen un alto contenido de nitratos.
  • Ciertos peces como el atún rojo o el tiburón tienen un alto contenido en mercurio. Así mismo los langostinos o la cabeza de las gambas poseen un elevado contenido de cadmio.

En Bblandia encontrarás cientos de productos para que las comidas del bebé te resulten más cómodas como el robot de cocina Nutribaby de Babymoov, la Trona Mimzy 2016 de Joie que crece a medida que lo hace tu pequeño, nuestra preciosa vajilla de 3 piezas Life In the Air de Tuc Tuc o el termo porta alimentos Termaline de Bebedue para mantener las papillas y purés del peque a la temperatura óptima.

La alimentación en los bebés supone uno de los pilares más importantes para el correcto crecimiento por lo que debemos tener muy en cuenta todos estos productos y siempre consultar al pediatra cuando queramos introducir nuevos alimentos en las comidas del peque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *