colicos de lactante

Cólicos del lactante: remedios para aliviarlos

¿Tu bebé llora sin cesar varias horas al día y durante varios días? ¿Se pone rojo, su carita se crispa, cierra los puños y repliega sus piernas sobre su barriguita tensa y a veces tiene gases y eructa? Si el bebé come bien y sigue cogiendo peso, seguramente lo que tiene sean cólicos.

colicos de lactante

Los cólicos del lactantes son bastante frecuentes, un 30% de los recién nacidos los sufren, sobre todo entre la 2ª y la 6ª semana de vida y aunque no revisten gravedad, angustian mucho a los padres.
Aunque el origen de esos cólicos no se haya encontrado aún, los últimos estudios apuntan a que serían debidos a una bacteria: el Helicobacter pylori que se adhiere a las paredes mucosas del estómago y el sistema inmunitario del bebé, y este, aún inmaduro, no tendría respuesta para la virulencia de la bacteria. “Archives of pediatrics & adolescents medecine, El Cairo”.

Sea como sea, a día de hoy no se conocen tratamientos que hagan desaparecer por completo los cólicos. Sin embargo, ningún padre ha podido quedar impasible frente al dolor que parece sufrir su retoño. Sus lloros estridentes y continuos pueden hasta acabar con su paciencia y sus nervios. Por todo ello hemos recopilado unos remedios, casi todos caseros para intentar aliviar a bebé. Sigue los consejos de tu pediatra y, prueba algunos de estos trucos, mezclándolos a tu gusto hasta aliviar lo máximo posible al peque:

1.-Establece una atmósfera tranquilizadora en casa:

 Los cólicos hacen gritar al bebé y sus lloros pueden llegar a ponerte nerviosa.Esto puede estresarte y trasmitir este estrés al bebé que llorará aún más. Tu bebé espera de ti seguridad y consuelo así que tranquilízate lo más posible, cógelo y ponlo sobre ti, piel con piel, cántale una nana, háblale dulcemente o ponle una música relajante.

2.-Paséalo sobre tu antebrazo:

Uno de los trucos más utilizados es poner al bebé sobre tu antebrazo, boca abajo, con su cabecita entre tus manos y las piernas y brazos colgando. Paséate por casa con un ligero balanceo. ( Esto lo hacen de maravilla los papás).

3.-Cambia el ambiente de casa:

a los bebés les gusta los sonidos que le recuerdan el ritmo de los latidos de tu corazón y los ruidos que oía cuando estaba aún en tu vientre. Quizás le tranquilice el ruido de la lavadora, el tic tac de un despertador antiguo, el propio latido de tu corazón si lo llevas contra ti en un portabebés mientras faenas por casa.
También puede que sea a la inversa y que el propio ruido lo ponga nervioso. En este caso neccesitará silencio, tranquilidad y oscuridad. Prueba a ver qué lo tranquiliza más.

4.-Baño tibio:

Pásale el chorro suave de la ducha por la espalda con agua tibia. El ritmo y el ruido con que cae el agua sobre su cuerpecito también pueden tranquilizarle.

5.-Acúnalo o dale una vuelta en coche:

El movimiento, el ruido y la vibración del automóvil alivian los cólicos según muchos padres y varias sociedades americanas de pediatría. Hay que hacerlo en cuanto empiezan a llorar y no esperar horas para salir.

6.-Masajes en la barriguita:

los pediatras lo recomiendan mucho. ¿Cómo hacerlo? Con dos dedos ( anular y corazón) se realizan movimientos circulares sobre la tripita. También puedes embadurnar la barriguita con aceite para bebé para que tus dedos se deslicen mejor.

7.-Bolsa de agua caliente

o de pipos de cereza o legumbres. Se pone la bolsa sobre la tripita con el agua tibia ( o pipos tibios) parece calmar la hinchazón y reducir el dolor.

8.- Echar los gases:

Hay que tomarse todo el tiempo que el bebé necesite para que eche los gases después de cada toma. Apóyalo sobre tu hombro en posición vertical y no lo tumbes hasta que no oigas el eructo.

bebe con colicos

9.- Posición vertical:

algunos especialistas aconsejan poner al bebé lo más verticalmente posible durante la toma . Opta además por un biberón pequeño para que no se llene de aire innecesario o usa tetina anticólicos.

10.-El chupete:

No se recomienda dar chupete a un recién nacido al menos hasta que, si se amamanta, coja bien el pecho y se haya acostumbrado a él. Pecho y chupete se chupan de diferente forma y no hay que confundir al bebé. Una vez que sepa hacerlo de las dos formas. El chupete lo tranquilizará.

11.-Escoger una buena leche de fórmula:

algunas fórmulas de leche permiten reducir los dolores provocados por los cólicos. Tu pediatra puede ayudarte a encontrar la que mejor se adapta a tu bebé. Pero no cambies continuamente de leche. Si después de dos intentos no consigues aliviar los cólicos, ninguna los aliviará . Busca otra solución.

12.- Adapta tu dieta si amamantas:

los cólicos de un bebé amamantado podrían tener su origen en los alimentos que toman las madres. Uno de los primeros a los que se culpan: los lácteos. Ve quitando durante varios días leche, queso y yogures, si constatas alguna mejoría, tendrás que privarte de ellos durante un tiempo.

13- Pasa turno:

Si ninguno de estos remedios ha funcionado con tu bebé y sigue gritando día y noche, puede que te sientas decaer y no puedas más.En este caso, no dudes en pasar el testigo a algún familiar que todavía no tenga los oídos a punto de estallar y los nervios a flor de piel. Y tú intenta descansar esos momentos.

Tienes que pensar que los lloros forman parte del desarrollo normal de los recién nacidos y que la mayoría de las veces cesan después de los tres primeros meses. Así que ¡ánimo!
Ha sufrido tu bebé ( y tú de paso) de cólicos ¿ Qué remedio te ha funcionado? ¿Tienes algún truco más que puedas compartir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 38 = 42