pasar a la silla de paseo

¿Cuándo empezar a usar la silla de paseo?

El momento de cambiar a nuestro pequeño del capazo a la silla de paseo es una decisión muy importante que tienen que tomar los padres, y para ello vamos a explicar en 5 puntos los aspectos que tienes que tener en cuenta en el trance de ¿Cuándo empezar a usar la silla de paseo?

PRIMERO:

Hay un estudio en el que los pediatras recomiendan sentar al bebé en una silla de paseo a partir de que cumplan 6 meses aproximadamente. No obstante, cada niño es un mundo y no todos son iguales por lo que no es una regla que tengamos que llevar a raja tabla. Para saber con más certeza cuando es el momento perfecto de cambiarlo del capazo o cuco a la silla de paseo tienes que fijarte bien en la evolución de tu pequeño. Te será tarea fácil ya que notarás como tu hijo va a querer empezar a ver todo lo que pasa a su alrededor, a moverse mucho,  estar incomodo en el capazo…

SEGUNDO:

Aunque la recomendación de cambiar de cuco a silla de paseo es de a partir de los 6 meses, hay muchos bebés que lo hacen antes o después. Todo esto depende de las señales que tu pequeño te de. Siempre debes fijarte en las señales o indicios que marque tu hijo. 

TERCERO:

Para conocer y saber bien cuándo empezar a usar la silla de paseo tienes que estar muy pendiente de tu bebé. En el momento en el que veas que ya quiere sentarse en la trona, en el capazo no para de inclinar el cuerpo hacia delante o estando en su cunita se intenta sentar, son señales más que claras de que es la hora de hacer el cambio a la silla de paseo. 

CUARTO:

Una vez en la silla de paseo vas a ver mejoras en la vida de tu pequeño. Esto es debido a que él se va a sentir con mayor libertad, va a poder ir observando todo, potenciando así sus sentidos e incluso podrá llegar hasta a interactuar con la gente que se vaya encontrando. 

QUINTO:

Todo cambio que hagamos tenemos que tener consciencia que debe ser gradual, es decir, si le cambiamos a la silla de paseo podemos empezar poniéndole el respaldo un poco inclinado para que no este vertical totalmente. Hay que adaptarse al ritmo del bebé.

En resumen, todo paso que vayamos a dar es muy importante y por ello no hay que precipitarse ya que los músculos del bebé tanto los del cuello como los de la espalda podrían no estar aún bien desarrollados y colocarles en la postura de asiento antes de tiempo podría causar un problema. 

Si tienes alguna pregunta, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de atención al cliente, ellas estarán encantadas de ayudarte y aconsejarte de la mejor manera posible. Además, puedes concertar una cita personalizada a través de nuestro Personal Shopper. ¿A que estas esperando?

En nuestra web puedes encontrar un montón de modelos de sillas de paseo ideales para tu bebé y si tienes alguna consulta sobre cuál elegir, puedes leer nuestro post de cómo elegir silla de paseo 

Deja una respuesta