combatir-la-tos-del-bebe

Diferentes tipos de tos en los bebés ¿Qué nos indican y cómo tratarlas?

combatir-la-tos-del-bebe

Cuando son pequeños los niños no gozan de las mismas defensas que un adulto por lo que proteger su organismo es muy importante.

Es habitual que los nenes se constipen, tengas mocos o dolor de garganta. Pero debemos saber bien que hacer en cada caso. Hoy vamos a hablaros de la molesta tos en los bebés. Debemos tener en cuenta que hay diferentes tipos y que es importante saber reconocerlas y actuar en cada caso.

  • Tos seca: es muy dolorosa porque la garganta está irritada y no presenta mucosidad.
  • Tos productiva: es el siguiente paso a la tos seca y se caracteriza por la producción de moco.
  • Tos asmática: los niños que la sufren tosen de una manera muy particular ya que intercalan sibilancias por congestión de las vías respiratorias y respiración rápida. Además del tratamiento médico que deben seguir los enfermos de asma, es importante que pongamos de nuestra parte y que la habitación del peque o sus estancias habituales se encuentren bien ventiladas.
  • Tos perruna: es habitual verla causada en niños que sufren ‘’crup’’ u obstrucción de las vías a causa de un proceso viral, el cual inflama la garganta, provoca sequedad e irritabilidad. Esto les provoca dificultades a la hora de respirar y se caracteriza por ser muy ruidosa. Los síntomas son comunes a los del asma por lo que pueden confundirse. Es importante consultar con un médico que te aclare todas las dudas.
  • Otra modalidad de carraspeo en bebés es la tos ferina o convulsa, denominada así porque va seguida de fuertes espasmos producidos por el estornudo. Es muy normal que tengan dificultades al respirar por la irritación en las vías respiratorias producida por sustancias extrañas.

Una vez que ya sabemos cuáles son los tipos de tos en los bebés es vital saber cómo actuar. Es importante aclarar que no estamos hablando de una enfermedad si no de un síntoma. De todas formas existen una serie de truquitos o consejos para evitar que aparezca:

  • Mantener su habitáculo ventilado y libre de alérgenos: Para este fin los humidificadores son accesorios ideales con los que los más pequeños estarán fuera del alcance de gérmenes y bacterias. Un ejemplo de este tipo de producto son el aroma con esencia de lavanda que previene la inflamación de garganta y el humidificador ultrasonidos de MEDISANA que mejora su respiración gracias a su sistema de nebulización.
  • Cambiar su posición al dormir para evitar tapar su nariz o aprisionar su vientre o espalda. Una postura semi-sentada es perfecta para que duerman cómodamente.
  • Beber líquido frecuentemente aliviará su malestar general, incluso si este ha vomitado a causa del carraspeo.
  • Aplicar suero o soluciones salinas en sus fosas nasales para diluir la mucosidad que produce su obstrucción.
  • Favorecer su descanso para que respire de manera correcta y no se le llenen los pulmones de mucosidad.

La tos en el bebé es algo que se sufre con cierta normalidad pero es totalmente prevenible. En Bblandia nos preocupamos por los más pequeños y con estos consejitos los papis podrán prevenir y evitar que sus retoños sufran problemas de salud y siempre luzcan una sonrisa.

Deja un comentario