Guía para lactancia materna: Consigue amamantar con éxito

Uno de los grandes retos que afrontan las madres primerizas en lograr una lactancia materna exclusiva cuando nace su bebé. Bien por factores propios de la inexperiencia, bien por complicaciones derivadas de la naturaleza, muchas mamás terminan renunciando a amamantar a sus pequeños o sufren mucho hasta que llegan a controlar el proceso con éxito. En esta ocasión queremos ayudarte con una pequeña pero muy útil guía de lactancia materna. Además, nos encantaría conocer tu experiencia.

Guia para la lactancia materna

El proceso de amamantar a un bebé es muy especial. Ayuda a generar un vínculo muy estrecho entre la madre y el pequeño, además de otras características igual de interesantes.

Existe mucha información relacionada sobre la lactancia materna, el problema es que suele estar muy dispersa y eso no ayuda a las madres primerizas.

El objetivo de esta completa guía es ofrecer algunos valiosos consejos, posturas adecuadas para amamantar, la resolución de los problemas principales que nos pueden surgir y las principales maneras para almacenar la leche materna.

Consejos para una mejor lactancia materna

Adaptación principal

posicion para dar el pecho al bebe

Al principio, al bebé le costará acostumbrarse al proceso para tomar leche materna, por lo que tenemos que empezar cuanto antes con ella. Hay muchos bebés a los que podemos “amamantar” fácilmente a las pocas horas de nacer, pero hay otros a los que le lleva más tiempo hacerse con esa novedad.
Lo importante es tener paciencia, dar el pecho al bebé es tedioso al principio, pero se acaba consiguiendo la práctica necesaria para dominarlo y al final ¡será un placer ver su carita mirándonos mientras come!

Frecuencia de las tomas

El mejor consejo que te podemos dar es que amamantes al bebé cuando te lo pida. Podemos hacer unos cálculos sobre la frecuencia en la que debe de hacer las tomas (normalmente entre 8-12 veces al día) pero al final nos regiremos por el hambre que puede tener.

Cambio de pecho durante la lactancia materna

Es importante amamantar al bebé en un pecho hasta que lo termine y lo deje “vacío” para luego pasarse al otro. Al final de la leche materna se encuentra una sustancia muy especial rica en grasas y proteínas; de ahí la importancia que vacíe un pecho antes de empezar con el otro.

como amamantar al bebe

Cómo producir más leche durante la lactancia materna

Se tiende a creer que beber leche genera más leche… pero esto es un error. Lo mejor es seguir una alimentación equilibrada y beber mucha agua. De esta forma tendremos siempre la leche que necesitamos para amamantar a nuestro bebé.

Cómo colocar correctamente al pecho a nuestro pequeño

La colocación del bebé es vital para que se encuentre cómodo y terminar la toma con éxito. En este apartado de vamos a indicar el procedimiento para conseguir amamantar al bebé de forma correcta.

sillon de lactancia
Lo primero que te aconsejamos es hacerte con un cojín de lactancia, que será muy útil para alimentar al pequeño tanto con tu pecho como con el biberón. Además, luego podrá seguir utilizándolo el bebé como soporte e incluso hay cojines evolutivos para cuando vayan creciendo.

Lo segundo y no menos principal es que tú estés cómoda. Para ello, busca un asiento donde te sientas cómoda, sea un sillón-mecedora de lactancia o cualquier otra opción donde estés a gusto.

Es importante controlar la temperatura del bebé antes de empezar con el proceso de ofrecerle leche materna para que el pequeño se sienta confortable, un arrullo calentito o una muselina nos puede ayudar con ello.

Sujeción de la cabecita

El paso más importante es sujetarle la cabeza: colócalo entre tus brazos y asegúrate de que su boca apunta al pezón. Evita que tenga que hacer ningún esfuerzo para llegar hasta a él.

Elevación del pecho para la lactancia

Para facilitar la salida de la leche en la lactancia materna es importante mantener elevado el pecho. El procedimiento más acercado es sostenerlo con el pulgar alzado y los dedos debajo de la aureola del pezón. Es entonces cuando tendrás que acercar al pequeño para que empiece a succionar.

Comprobación de la toma

Debes comprobar que el proceso de amamantar al bebé se hace de la forma correcta. Para ello asegúrate de que la mayor parte de la aureola del pezón está en la boca del bebé. De esta forma evitaremos la entrada de aire del exterior. La nariz y su mentón tienen que estar pegados al pecho de la mamá.

ergobaby fular portabebes

Un Fular portabebé nos puede ayudar a encontrar la postura perfecta que necesitamos a la hora de amamantar al bebé en un sitio público. Es una buena forma de simplificar el proceso de darle el pecho.

Problemas relacionados con la LME (Lactancia materna exclusiva)

Pezones doloridos y agrietados

Este problema es derivado de una mala postura del pequeño. Al dar el pecho al bebé tenemos que asegurarnos de seguir el proceso anterior para prevenir estos dos efectos derivados de una mala succión. En el caso de que ya tengamos los pezones agrietados, la propia leche materna es curativa. Además, es conveniente que nos dé el aire para contribuir a la cicatrización.

Medela artículos para la lactancia materna

Pezones invertidos o planos

Realmente no son un impedimento a la hora de amamantar a un bebé; son perfectamente iguales de válidos que el resto de pezones. Debes de confiar en ti misma y verás cómo mama sin problema.

También puede estimular la salida de leche materna mojándolo un poco con agua fría, colocando al pequeño por abajo y facilitando el pecho en todo momento.

Una opción desconocida para muchas más y realmente fantástica para resolver muchos de estos problemas son las pezoneras. Existen en diferentes tamaños, adecuadas a tu pecho, que protegerán tus pezones cuando están doloridos y agrietados hasta que curen, al tiempo que solucionarán problemas de pezones pequeños, invertidos o planos.

mombo cojin de lactancia

Obstrucción, mastitis y Abceso

Estas consecuencias relacionadas con la lactancia materna son muy dolorosas e incómodas. En el caso de no tener fiebre no hay de qué preocuparse en realidad, en caso contrario, deberemos acudir a en seguida a nuestra matrona o pediatra para que nos oriente.

Si no tienes fiebres, deberíamos hacer un pequeño masaje durante unos minutos aplicando calor en la zona. Además, es conveniente utilizar discos de lactancia para evitar mancharnos con la leche materna y que esta traspase nuestra ropa, además de ser más higiénico para el pequeño.

Cómo aumentar la producción y almacenar la leche materna

El valor del sacaleches electrónico o manual para tu lactancia materna

Un Extractor de leche manual o un extractor eléctrico nos ayudarán a extraer la leche para facilitar el proceso de amamantar. Por un lado, si al principio no producimos mucha leche, estimulará las glándulas cuando el bebé no esté comiendo, con lo que produciremos más leche. Por otro, cuando la lactancia ya está establecida o si producimos más de lo que el bebé consume, nos permitirá almacenar el excedente para futuras tomas cuando estemos fuera de casa o cuando otro miembro de la familia le alimente.

bolsas esterilizadas

Esta leche podrá ser guardada en Bolsas esterilizadas, especiales para almacenar leche materna conservando todas las propiedades durante varios meses incluso.

Antes de dar el biberón al bebé, nos aseguraremos de la eliminación de sustancias nocivas con un esterilizador de biberones y, si queremos agilizar el proceso, deberíamos tener un calientabiberones.

¿Que opciones tengo si la LME no funciona o cuando queremos retirarla?

Si pese a todos tus intentos no lograr la lactancia materna exclusiva, ¡no te preocupes! Algunas madres se sienten frustradas por ello pero existen otras vías para alimentar a tu bebé adecuadamente como son la lactancia mixta o la lactancia artificial.

lactancia con el biberon

Leches de inicio

Las leches de inicio son un buen sustituto a la lactancia materna además de ayudar a las madres a resolver cualquier problema que tengan a la hora de amamantar a un bebé. Se utilizan hasta los 6 meses. No olvides hacerte con biberones, calientabiberones y porta biberones para mantener la leche caliente si sales fuera.

Leches de continuación

Se empiezan con ellas a partir de los 6 meses, cuando muchas madres sustituyen la leche materna por la leche fórmula. Es en este momento cuando se empieza a completar su alimentación con fruta, verduras, carne, pescado… dependiendo del mes del desarrollo en el que se encuentra.

Ahora que ya hemos repasado esta completa guía para saber cómo debes amamantar a tu bebé. En caso de que tengas cualquier pregunta, no dudes en consultar con su médico. A nosotros nos encantaría conocer tu experiencia y asesorarte en caso de que necesites algún accesorio para practicar la lactancia materna exclusiva, mixta o la lactancia artificial.

Deja una respuesta