que llevar a la guarderia

Ir a la guardería. El período de adaptación y consejos.

adaptacion-guarderia

Para los niños uno de los momentos más complicados de su vida es separarse de sus padres cuando comienzan el cole. Es muy frecuente que lloren, se sientan bastante incómodos y no comprendan qué hacen allí.

Es un paso que todos los papis e hijos deben dar y aunque durante los primeros días les cueste acostumbrarse, pronto desearán acudir a clase junto con sus amiguitos. Para evitar que este cambio sea tan brusco es aconsejable llevarlo al jardín de infancia donde aprenderá a estar sin sus papis y a relacionarse con otros nenes. Pero como en toda nueva etapa, este momento también necesita un período de adaptación a la guardería.

Seguir una serie de pautas nos será de gran ayuda para que se sientan comprendidos y no les produzca ansiedad o estrés. Este momento es importantísimo para su desarrollo social ya que por primera vez estarán solos con otros peques desconocidos y fuera de la vista de los adultos.

Pensad que cuando están en casa se sienten protegidos y seguros porque se encuentran en un lugar conocido, en el cual tienen un papel determinado y una manera específica de comunicarse. Por eso, ante un cambio tan drástico es fundamental que pasen por ciertas fases de aclimatación en el jardín de infancia.

A continuación os daremos algunos consejitos para que este gran cambio resulte una tarea más sencilla:

  • Adaptación de los padres: Los papás también lo pasan mal cuando dejan a los peques en el cole. Debemos mantener un vínculo fuerte con los niños pero no crear una dependencia absoluta ya que esto les provoca mayor ansiedad al separarse. A ser posible los papis deben llevar a la guarde a los nenes y despedirse de ellos haciéndoles entender que volverán a recogerlos. Una buena manera de hacerlo es con la mochila ERGOBABY, ideal para que tanto peques como mayores se sientan cómodos.
  • Los niños no eligen: Dentro de los períodos de adaptación a la guardería cabe destacar que los pequeños no han elegido acudir. Por eso es muy importante que sus papis, las personas en las que más confían, les lleven y hagan comprender que será una buena experiencia y que se lo pasarán pipa con sus compañeros.
  • Ser previsores: Antes de que comiencen esta nueva aventura es bueno que les enseñéis lo divertido y positivo que puede ser acudir a la guardería mediante muñecos y objetos que usarán en el colegio infantil. Por ejemplo el calzado primeros pasitos de ATTIPAS es ideal para que los niños anden y jueguen con total seguridad o el chupete personalizado con su propio nombre de BOANN con el que no se confundirán con el de otros pequeños, ni ellos ni las profesoras.
  • Una despedida firme, rápida y sonriente: Si como padres hacemos una despedida interminable les provocaremos una mayor ansiedad y es más probable que actúen de forma negativa con pataletas y llantos. Es importante que si queremos hablar con la educador/a lo hagamos con el nene ya dentro.
  • Trabajar en casa y en la escuela: Es importante que los nenes sientan la escuela como su segunda casa. Los papis deben hacerles ver de manera positiva sus grandes avances y todo lo que están aprendiendo. De esta manera reconoceremos su trabajo y el nene acudirá más feliz a la escuela para después mostrar a los padres todo lo que sabe.
  • Fomentar las relaciones sociales: Aunque los niños crean fuertes vínculos con sus compañeros en la escuela infantil es importante que esta relación se mantenga fuera mediante cumpleaños o saliendo a jugar al parque juntos.

Los períodos de adaptación a la guardería son muy importantes para que los más pequeños se aclimaten y superen esta nueva etapa de la mejor forma posible. Además, esto facilitará su desarrollo y aprenderán a enfrentarse a situaciones desconocidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

71 − 66 =