Primeros pasitos: extrema la seguridad de tu casa

Comienza la etapa en la que el peque da sus primeros pasitos o empieza  a gatear, esto supone extremar las precauciones ya que están al alcance de su vista infinidad de objetos que pueden  ser un riesgo para su salud, lo mejor es adelantarnos ante desafortunados imprevistos.

¿primeros-pasitos?-extrema-la-seguridad-de-tu-casa

Estas recomendaciones te servirán para tener la casa segura y  protegida ante un peque curioso y explorador que querrá trastear por todas las habitaciones y que muchas veces ¡será más rápido que nosotras mismas!

En la habitación

-Mantener alejada la cuna o cama de las cuerdas de las cortinas para evitar posibles ahogos con éstas.

-Colocar en la cama o cuna  barreras de protección con el fin de evitar posibles caídas.

-El uso de lámparas quitamiedos o fluorescentes automáticos es buen aliado para que los peques duerman tranquilos y no se despierten con sobresaltos.

En la cocina

-Es recomendable que los peques no pisen la cocina solitos pero como es algo que en ocasiones no puede evitarse, lo mejor es prevenir, por ello mantendremos los productos de limpieza fuera del alcance de su vista, en un armario alto y cerrado para evitar a toda costa su ingesta.

– Para que no manipulen las llaves de gas o  los mandos del  horno, lo mejor es colocar  seguros.

– Para evitar quemaduras con el fuego, se pueden colocar protectores de fuegos.

En el baño

-Al igual que ocurre con los productos de limpieza, con los de higiene personal hay que seguir las mismas instrucciones, guardar en cajones a ser posible fuera del alcance de los peques: cuchillas, colonias, alcohol, planchas de pelo etc. Si no puedes colocar en alto estos cajones puedes usar cierres adhesivos multiusos que también podrás usar para las mamparas de ducha.

-Para la bañera y platos de duchas lo mejor es colocar alfombrillas antideslizantes para evitar resbalones y caídas, también sería bueno colocar agarres de seguridad para ayudarles a salir y entrar de la bañera, con esto lograrán disponer de mayor autonomía aunque permanezcamos a su lado.

-Colocar cierres de seguridad para el inodoro, así se evita que los niños depositen productos en su interior.

Y para el resto de la casa…

-Para el momento del juego, en el lugar que se elija de la casa, se ha de colocar  una alfombra para amortiguar las caídas y facilitar la comodidad del peque. También es importante realizar una revisión de todos los juguetes del niño y que no resulten dañinos  vigilando que no tengan puntas.

-Si la casa tiene escaleras, se ha de  instalar barreras de seguridad en los dos extremos de éstas para evitar caídas.

-En las puertas es necesario proteger los dedos de los peques de posibles estrangulamientos colocando espuma salva-dedos.

-Los bordes de las esquinas en  estantes y mesas  suponen un  peligro, por ello conviene utilizar  protectores para evitar en la medida de lo posible las lesiones.

Los enchufes de toda la casa han de protegerse para que el peque no introduzca sus dedos u objetos en ellos.  Además los cables eléctricos se deben esconder. También debemos poner fuera del alcance de los niños, electrodomésticos como cadenas musicales o televisiones que puedan producirles una electrocución.

-Se debe prestar especial atención a los taburetes o sillitas donde los peques puedan subirse y estén al alcance de la ventana. Además es aconsejable instalar protectores o rejas de seguridad en las ventanas.

Desde BBlandia esperamos que estos consejos os sean de utilidad y sobre todo os animamos a que os arméis de paciencia y buen humor en esta época tan inquieta y curiosa del peque!

Deja una respuesta